BUSCAR

12 ago. 2011

Fingolimod:Aprueban la venta en México del primer medicamento no inyectado contra la esclerosis múltiple

La Secretaría de Salud autorizó la venta en México del primer medicamento en cápsulas para frenar los efectos negativos de la Esclerosis Múltiple, enfermedad incurable y degenerativa que afecta a 20 mil personas en el país y que actualmente sólo se puede atender mediante inyecciones que se aplican diariamente o una vez por semana.

El medicamento, llamado Fingolimod, fue inventado en Suiza por el laboratorio Novartis y presentado públicamente en junio de 2010. En México fue aprobado después de realizarse estudios de seguridad que fueron verificados por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

La autorización oficial ocurre tres semanas después de que 26 asociaciones civiles que ayudan a los pacientes a obtener medicamentos pidieran a la Secretaría de Salud que se reconozca a este padecimiento como un mal discapacitante y sea incluido dentro del Seguro Popular.

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune, es decir que el sistema de defensas del paciente recibe una instrucción equivocada y ataca a su propio sistema nervioso. Destruye la sustancia que cubre los brazos de las neuronas o axones y provoca que los pacientes pierdan el control de sus movimientos, sufran una degradación irreversible de sus funciones mentales y, si no se les administra terapia, mueran por la falla de alguno de estos órganos.

A nivel microscópico, el nuevo medicamento oral actua sobre el sistema inmunológico y el sistema nervioso central para modular los receptores esfingosina-1-fosfato presentes en los linfocitos o glóbulos blancos y en las neuronas.

México es el segundo país de América Latina donde se venderá el medicamento en pastillas, después de Chile.

En México se calcula que existen 20 mil pacientes con este padecimiento, pero menos del 20 por ciento de estas personas tienen el apoyo de alguna de las 26 asociaciones civiles que les ayudan a obtener medicamentos. Esto ocurre debido a la falta de campañas de información sobre esta enfermedad, que generalmente se presenta cerca de los 25 años y que en poco tiempo puede dejar a una persona en silla de ruedas e incomunicada.

Para que la atención a la enfermedad sea amparada por el Seguro Popular se requiere que concluya un proceso, que en este momento está en marcha, en el que el Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (Conadic), reconozca que este es un mal discapacitante.
Publicar un comentario

ShareThis